Tenemos en proceso de restauración un maravilloso Oldsmobile de 1934, al que todavía le quedan unos cuantos meses en el dique seco, pero que completará la oferta y se dispondrá de otro vehículo de gran tamaño.